Google
Google http://reporterosoyyo.blogspot.com/
Suscríbase ahora al Feed RSS del ReporteroSoyYo Suscríbase ahora

viernes, 9 de abril de 2010

¿Romelio Antonio Belo Rodríguez padre de Gloria Virginia Salas?

Este es un caso de la vida real, que se remonta al año 1959 y se escenifica en Caracas, la ciudad de los techos rojos, capital de la otrora República de Venezuela.

Casos de la vida real, es una sección exclusiva de PRENSA DIGITAL FUNDELSUR, que surge por la participación de una niña (hoy mujer, mayor de edad, de nombre Gloria Virginia), que después de más de cincuenta (50) años, se decide hacer valer sus derechos para que su padre biológico la reconozca como su verdadera hija. Dice Gloria: Nací el 25-Nov-1959, en la Maternidad Concepción Palacios.

Profesor, Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez
Foto cortesía de Prensa de Solidaridad

 
09-Abr-2009 (Félix Helí Contreras Martínez).- Como PRENSA DIGITAL FUNDELSUR había prometido, para hoy, según el querer de la protagonista, se publica el caso de la vida real de GLORIA VIRGINIA SALAS; una venezolana que lucha, sigue adelante y no se desespera por el abandono consciente de su padre biológico, Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez, quien a la fecha, no ha reconocido, ni privada, ni públicamente, ni ante autoridad competente, ser el padre de la dueña de esta historia. He ahí, la tranquilidad de Gloria, que a la fecha han transcurrido cincuenta (50) años, cuatro (4) meses, catorce (14) días, para reclamar la paternidad.

Estamos ante un caso de la vida real que RED FUNDELSUR del GRUPO ALIADOS DE LA RED FUNDELSUR, desarrolla de acuerdo a las pautas, orientaciones y conocimientos de la propietaria de los hechos que dejan ver a Gloria Virginia Salas, con su inquietud manifiesta, en lograr que su presunto padre Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez reconozca que sí es su hija.

Y quién es Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez

De acuerdo con los escritos allegados por Gloria Virginia Salas a PRENSA DIGITAL FUNDELSUR, se sabe que el ciudadano Romelio Antonio Belo Rodríguez, su padre cuestionado, ha sido docente de profesión, Presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Experimental Libertador, APROUPEL NACIONAL, con sede en la ciudad de Caracas, es por supuesto, venezolano, mayor de edad, oriental, quien nació en el Estado Anzoátegui. Es docente de profesión por toda su vida.


Por tantos años de espera, en querer aclarar y establecer vínculos de parentesco, surge la inquietud del porqué no se hizo en su oportunidad, y tuvo que esperarse más de cincuenta años para tratar de establecer responsabilidades y compromisos de carácter afectivo en la relación  padre-hija.

Como se observa a lo largo de esta historia, un caso de la vida real, que gracias a la actividad periodística del Dr. Félix Contreras, Director de RED FUNDELSUR, y el querer de la dueña de esta historia, sale publicada, contada y editada, para que lectores, visitantes y amigos de FUNDELSUR... La Fundación Social y Digital del Nortesan Tachirense, se hagan una idea de los muchos casos de la vida real, que se quedan en el anonimato, sin que sus protagonistas los den a conocer a través de los medios, en este particular momento, por el medio de comunicación alternativo, RED FUNDELSUR.

 Gloria Virginia Salas

Gloria Virginia Salas, hoy Técnico Superior en Administración de Personal, y estudiante en la Universidad Simón Rodríguez (Convenio), donde adelanta sus estudios profesionales para obtener la Licenciatura, nació en la Maternidad Concepción Palacios, el 25 de Noviembre del año 1959, en la Parroquia San Juan, en Caracas-Venezuela, y cuenta que su padre la abandonó cuando apenas tenía escasos meses de nacida. Recuerda con nostalgia  la indiferencia de su padre biológico, Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez al no reconocerla en su momento, como su hija, y de Amparo Raquel Salas León.

Se sabe, y es cierto que Gloria Virginia Salas es hija de Amparo Raquel Salas León, y así lo reconoció ante la autoridad competente, cuyos datos reposan en la respectiva partida de nacimiento.

Gloria Virginia Salas, hoy Licenciada en Recursos Humanos, cuenta que su padre la abandonó cuando apenas tenía escasos meses de edad. Recuerda con nostalgia la indiferencia de su padre biológico, Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez al no reconocerla en su momento, y hoy, pretende por la vía del diálogo, la conciliación, o vía judicial llegar a lo querido: Que Romelio Antonio, reconozca y así lo haga constar ante la autoridad competente, que Gloria Virginia Salas, sí es su hija.

Como quiera que los hechos y circunstancias de lugar, tiempo y modo, según nuestra corresponsal, es su voluntad, que se publiquen con nombres reales, así se accede, haciendo la salvedad, que todo lo que aquí se diga en Casos de la Vida Real, es responsabilidad de sus protagonistas, y este particular bajo la absoluta responsabilidad de Gloria Virginia Salas.

Protagonista de este capítulo: Gloria Virginia Salas, venezolana, mayor de edad, TSU en Administración de Personal, residente en el Barrio Pinto Salinas en Caracas, titular de la cédula de identidad número  V-6.428.413

Gloria Virginia, tiene su residencia en el Barrio Pinto Salinas, Callejón San José  3, Casa Nº 12, adyacente a la Plaza Andrés Bello, en la ciudad de Caracas, cerca al Ortopédico Infantil de Caracas. Sus teléfonos: Fijo: (0212)615-23-39 y celular: 0416-722-64-39.

Según la información que de buena fuente posee la protagonista de esta historia, su querido padre biológico Romelio Antonio Belo Rodríguez, reside en Santa Paubla del Estado Miranda, cerca a Caurimare. Posee el celular: 0416-5200001. La parada del Metrobus que va para Santa Paubla-Caurimare, está en los Cortijos de Lourdes, en la ciudad de Caracas. Esta dirección la tiene en su poder desde 1987, aunque expresa que no sabe si ha cambiado de residencia. 

Conocedora de la situación expuesta, Gloria Virginia Salas, afirma que es una  irresponsabilidad del padre de esa bebé, quien hoy es una profesional, y a su vez se ufana de no haber caído en la desgracia, porque su querida madre asumió su doble papel, de padre y madre, en su oportunidad. De ahí que una madre hace lo imposible, porque su hijo o hija tenga lo necesario para que viva, se desarrolle y sea un ciudadano, es decir obtenga su mayoría de edad.

Los años han pasado, con sacrificio pero con fe, amor y esperanza, y la ayuda de Dios ha sido latente, porque se ha logrado vencer toda dificultad, agrega Gloria.

Su señora madre, Amparo, se merece una felicitación y un Dios se lo pague, porque en su doble rol, no desestimó aquella hija que su padre abandonó.

En verdad, ¡es un miserable! Qué Dios no lo castigue, sino le haga reconocer el error que cometió al dejar abandonada a su hoy mujer profesional, quien con gran orgullo pregona a los cuatro vientos y a través de la internet, que no se requiere tener un padre de carne y hueso, para no triunfar. Con sobrada razón, Gloria Virginia Salas, ha titulado su historia: Casos de la vida real.

Una realidad, no una ficción

Por lo que cuenta Gloria Virginia Salas, se advierte que lo dicho y hecho corresponden a momentos del mundo real y no virtual como pareciera entenderse. La verdad que es una historia, un pasado, una aventura amorosa, quiérase o no la que llevó a que una pareja de enamorados llegarán a consumir el amor en una relación que dio como fruto una niña que gracias a sus valores  morales que le infundiera su querida madre, le han permito salir  avante en su empeño por subsistir y superarse cada día.


A las pruebas médicas me remito

Gloria Virginia Salas, expresamente manifiesta que se someterá a las prueba de ADN y demás, que permitan ratificar que mi padre es, Romelio Antonio Belo Rodríguez.

Pruebas a disposición de la autoridad competente venezolana u Ong Internacional, que pudiera interesarse en este caso de familia:


1.- Cédula de Identidad número V-6.428.413 a nombre de GLORIA VIRGINIA SALAS, quien se confiesa y cuenta que ha sido de su vida, ante el abandono consciente de su padre biológico, Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez

 2. Una foto recorte del presunto padre de Gloria Virginia Salas, Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez, quien ostenta u ostentaba un cargo administrativo en la Universidad Experimental Libertador en la ciudad de Caracas – Venezuela.

En sus escritos allegados a PRENSA DIGITAL FUNDELSUR (fundelsur@gmail.com), Gloria Virginia Salas, dice: “El causante de mi nacimiento fue por desgracia el  Profesor  Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez, Presidente de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (APROUPEL), él mismo conoció a mi progenitora Amparo Raquel Salas León, en el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio; mi señora madre estudiaba en ese instituto, pero sus estudios quedaron en segundo plano por su embarazo. El Profesor Belo, nunca se hizo responsable”.

Es lamentable que un profesional de su alto y digno rango que ocupa, no haya tenido la responsabilidad para con su hija de educarla, guiarla, acompañarla, darle los alimentos, vestido, educación, salud, bienestar, felicidad; lo que hizo mi padre, fue desampararme por completo”, enfatiza la protagonista.

Gloria Virginia Salas, afirma: “Gracias a mi madre, soy lo que soy, una Licenciada en Recursos Humanos”.
Más adelante Gloria, expresa con sentimiento: “Este Sr. Profesor, Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez, es un COBARDE, que no supo afrontar la situación, actuando  con maldad. Se lavó las manos como Poncio Pilato. Sinceramente es poco hombre, cínico, no le importó dejar a su primera hija; sin saber la suerte que le esperaba.  Debido a la época, una mujer que salía embarazada sin estar casada, su familia no le apoyaba, debido a eso el peso era más grande, para mi querida madre Amparo. En fin, qué Dios lo perdone!”.

“Mi señora madre AMPARO RAQUEL SALAS LEÓN C.I. V-2.976.730, estudió en el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio, entre los años 1958 y 1959 hasta el mes de marzo de ese mismo año, debido a su embarazo, el cual paralizó sus estudios”.  
“El Profesor BELO R. ROMELIO, nació en Oriente, El Tigre o el Tigrito, Edo. Anzoátegui, Venezuela”. 
“El número de teléfono de la APROUPEL NACIONAL,  es: 484-98-26”.
La demanda de Reconocimiento de Paternidad
“Esperemos que el Profesor Romelio Antonio Belo Rodríguez, de su versión, el cual debe estar de acuerdo en hacerse el examen de ADN, y así finiquitar este problema. No obstante, dentro de la Acción de Reconocimiento de Paternidad, mi padre podría hacerse la prueba de ADN”.
En lo relacionado a mi nacimiento, tengo dos (2) testigos:
“Mi madrina Mercedes Bailes, la cual vive en la Urbanización Monte Cristo, vereda 1, Quinta Delia, ella le conoce, el Profesor Belo le dio clase a una de sus sobrinas Eleida.  En el año 1987, ella me hizo entrega de una foto que salió en el Universal, anteriormente mi madrina no me hablaba de mi padre (Romelio Antonio Belo Rodríguez), me imagino que mi madre (Amparo) no se lo permitía, de hecho mi madre nunca me dijo donde trabajaba el causante de mi nacimiento; tal vez para no causarme dolor. Mi madrina sufre de Alzhaimer”.

“El Profesor Samuel Goméz, quien conoce toda mi familia y también conoce la familia del Profesor Romelio Belo Rodríguez; estos dos señores son amigos, antes de que yo naciera.

El Profesor Gómez le prometió  a mi Abuela  Rafaela Salas de León, la cual vivía en el Guarataro, Parroquia San Juan, que le llevaría al Profesor Belo a su casa para que hablara con ella relacionado a lo sucedido, pero nunca dio la cara.  Esto no son cosas de hombre, porque había una criatura de por medio, un ser humano,  pero no se donde contactar al Profesor Gómez, hace veintitrés (23) años que no le veo, la última vez lo vi en el apartamento de mi tío Antonio Salas León, mi tío lo vio en Sabana Grande y procedió a llevarlo a su apartamento. Yo me quede  unos días en el apartamento de mi tío, y tuve la oportunidad de conocerlo en el año 1987; este señor me comunicó que mi Padre  trabajaba en el Instituto de Mejoramiento Profesional, como Director,  también donde estaba ubicada su residencia: En Santa Paula.

En ese mismo año conocí a mi padre Romelio Antonio Belo Rodríguez, debido a que todo hijo siente la inquietud de saber quien fue el que le dio la vida, este señor no me trató ni mal, ni bien, pero me dijo que no se acordaba, que llevara a mi madre para acordarse, así fue y procedí a llevarle a mi madre. Fue entonces, cuando Romelio Antonio procedió a decirnos: ¿Qué quieren?, luego le dijo a mi madre:     !AHORA ES QUE ME LA VAS A TRAER¡ y le dijo también tu tienes la CULPA....”.

El Profesor Belo Rodríguez, me mando a llamar con un  profesor que no se el nombre, no lo conozco, le dijo este profesor a mi madre: Raquel que le mande la niña al Profesor Belo, yo tenía aproximadamente dos (2) años de edad, y mi madre procede a llevarme, el Profesor Belo; me presenta ante todos los Profesores presentes; luego le dice a mi madre que vuelva para hacer la presentación de la niña, mi madre vuelve y para su sorpresa el Profesor Belo Rodríguez, le dice ¡para que te trajiste la niña!, porque yo quería salir contigo, mi madre se pone furiosa, y se retira llorando porque la necesidad que estaba pasando era muy grande, debido a que la familia le dio la espalda, como dije anteriormente por la época no era de moral y buenas costumbres que una mujer que tuviera un hijo fuera del matrimonio era abandonada por su familia.

Por cierto el Profesor Romelio A. Belo R. debe saber del paradero del Profesor Samuel Gómez, y aún deben ser todavía amigos.

Quiero que el Profesor Belo contacte al Profesor Gómez, hay mucho que decir, dejare que el Profesor Belo Rodríguez,  diga su versión.
Debo hacer énfasis que mi señora madre Raquel Salas L., nunca me dio malos ejemplos, era una madre sobreprotectora, de hecho soy su única hija”, concluye Gloria Virginia Salas.
 
           “Una vez más hago hincapié que el Profesor Romelio Antonio Belo Rodríguez, debe acordarse de todo lo sucedido en el año 1961, cuando me mando a llamar con un Profesor del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio; presentándome ante todos los Profesores presentes”.
“Mi señora madre Amparo Raquel Salas León, comenzó sus estudios en el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio, para culminar sus estudios (primaria); en el año 1958-1959, conoció al Profesor Romelio Antonio Belo Rodríguez.  Los cuales mantuvieron una relación amorosa, en el mes de Marzo del año 1959, mi madre quedó embarazada, ella misma se lo comunica al Prof. Belo Rodríguez, este señor no se hizo responsable; debido a esto mi madre no logró culminar sus estudios, porque para ese entonces la familia no le ofreció ayuda, tuvo que enfrentarse a la vida sola”.
“Pasaron dos años, mi madre siempre visitaba a mi Madrina Mercedes Bayle, la cual vive en Montecristo, vereda 1, Quinta Delia. En una oportunidad mi madre fue a visitar a mi Madrina, y estaba cerca, por los alrededores del Magisterio, se encontró con un Prof. y le comunicó lo siguiente: ¡Raquel qué le mande la niña (Gloria Virginia Salas) al Profesor Belo!, procede mi madre a llevarme, el mismo Profesor Romelio Antonio Belo Rodríguez, me presentó ante los Profesores presentes; le dice a mi madre Amparo que vuelva para hacer la presentación de la niña, luego me lleva por segunda vez, y es cuando mantuvieron una discusión fuerte.  Así fue como transcurrieron los años. Yo siempre le preguntaba a mi madre por él (mi padre Romelio Antonio Belo Rodríguez), pero no me decía el lugar donde trabajaba, ni mi madrina. Hasta el año 1987, que  visito a mi madrina y fue cuando me dice donde trabaja, me informó que él le había dado clase a su sobrina Eleida, luego me entregó una foto que publicaron en  EL Universal”.
“Debo reconocer que sentí indignación, dolor, aún así, fui a conocerlo, para conocer su versión, el cual me hizo pasar en lugar privado de un anexo de la oficina, mantuvimos una conversación:  (Dice Romelio Antonio): Tu mamá te dijo que yo soy tu papá, a lo cual yo respondí,  sí. Mi padre me dijo que él me había cargado, me preguntó si estaba estudiando y yo le respondí, que sí.  Le comuniqué que el Profesor Samuel Gómez, había estado en el apartamento de mi Tío Antonio, a lo cual, él se retiró un poco de mi persona, y me dijo que le llevara a mi mamá para ver si se acordaba. Yo respondí, sí, la llevaré y nos despedimos”.
“Seguidamente le comunique todo a mi madre, la cual quedó sorprendida por lo sucedido, y me dijo ¿como no se va acordar?, fuimos a visitarlo, él nos atendió de una manera complacida, y nos preguntó: ¿Qué quieren?; mi madre le respondió: Te traigo a tu hija para que la conozca de nuevo, él le respondió: ¡Ahora es que me la vas a traer !, tu tuviste la culpa, mi madre le dice: ¿por qué?, a lo cual él (Romelio Antonio Belo Rodríguez) no respondió. Y me pidió el número de teléfono de mi sitio de trabajo. Mi madre y mi persona nos fuimos tranquilamente. Este señor (Romelio Antonio, mi padre). nunca hizo ninguna llamada para darme su versión de lo sucedido en el año 1959”.
“Nuevamente me puse a investigar el número de teléfono de su residencia, y hablé con su señora Esposa, y le comuniqué de todo lo sucedido, y en el Magisterio también.  Lloré mucho, pero opté por no llamar más y olvidarme de lo sucedido, seguir mis estudios, pensé para mí  ¡la vida sigue!”.

“El tiempo ha pasado.  Debido a que estoy estudiando nuevamente, haciendo la Licenciatura en Recursos Humanos, decido comprarme una computadora y colocarle internet, para facilitar el proceso de mi aprendizaje y no gastar mucho, y estar actualizada.  El día 18 de Febrero 2010, de repente se me viene a la mente los recuerdos, porque una piensa que ha olvidado, pero no es así, y pienso dentro mi ¿será que le pasa algo a mi padre Romelio Antonio Belo Rodríguez?

“Me pongo a indagar a través de la Internet, y coloco: teléfono del Magisterio Profesor Romelio Belo, para mi mayor sorpresa, veo la foto donde lo están entrevistando”.
“El día 24 de Febrero mantuvimos una conversación, no muy grata.  A partir de esa fecha me pongo a buscar en la red de Internet, los correos: fundelsur@gmail.com, relacionespúblicas@impm.upel.edu.ve”.  

Lo hice para aliviar la pena, producto de la situación para ese momento. Necesito que mi padre Romelio Antonio Belo Rodríguez, me de su versión de lo sucedido. Yo le pido a DIOS que lo perdone, y que también me perdone a mí, porque soy de carácter fuerte, impulsiva; pero, ¡me gusta la claridad!

Conclusión

Considera Gloria Virginia Salas, que aunque su padre Romelio Antonio Belo Rodríguez, no la reconoció legal ni familiarmente como su hija, hoy pretende, demostrar y probar que sí lo es, y al efecto está dispuesta a practicarse los exámenes de ADN, así también, el ADN de su presunto padre biológico Romelio Antonio Belo Rodríguez, a objeto que se cotejen las individualidades que permitirán certificar la verdad del parentesco entre Romelio (presunto padre) y Gloria (hija abandonada y vilipendiada).

Proyecto de vida de Gloria Virginia Salas

El proyecto de su vida, aunque en sus primeros años fueron de sufrimiento y muchas penalidades a cargo de su progenitora que lo dio todo porque su hija Gloria, fuera alguien en la vida; dice, he aprovechado el tiempo: “Soy Técnico Superior en Administración de Personal”, además, estoy estudiando actualmente, haciendo la Licenciatura de Recursos Humanos, lo que sola sin la ayuda y presencia de mi madre, a quien amé, y ha partido a la eternidad, pues me sostengo y vivo bajo circunstancias que no da pena decirlo, muy humilde, pero dignamente. Haciendo los designios de Dios, como un ser infinitamente bueno.

Pienso que la mejor manera de encontrar una solución, un reconocimiento real y legal por parte de mi padre, debe hacerse usando la tolerancia, el raciocinio, la lógica, y sin llegar a situaciones y enfrentamientos, sino a través del diálogo directo, ayuda de terceros, o la ayuda profesional de un Abogado. En fin que Gloria piensa que su padre debe admitir de hecho y de derecho que debe decir su VERSIÓN relacionado a todo lo sucedido, y por consiguiente, todo debe iniciar hacia un buen final, mediante una conciliación prejudicial, procesal o judicial, con el único objetivo que el ciudadano Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez sin condiciones de ninguna clase efectivamente admita, acepte y comparta que, Gloria Virginia Salas, hija de Amparo Raquel Salas León, es su propia y verdadera hija.

Gloria, toda una mujer, hecha y derecha, una profesional que se ha hecho sola, sólo con la ayuda de Dios, estima, prevé y espera que su padre biológico le diga por y ante la autoridad competente, que sí, ¡tú eres mi hija: Gloria Virginia!

¡Honor a mi madre!
            
        Gracias a mi madre, soy lo que soy lo que soy Técnico Superior en Administración de Personal.

Cuál es la exigencia de Gloria

Para aliviar su pena expone Gloria, que me produce la situación del momento; es decir, el tener un padre pero que éste hasta la fecha no ha reconocido que sea su hija; es por ello, que ahora exijo que me de su versión de lo sucedido. Yo le pido a DIOS que lo perdone, y que también me perdone a mí, porque soy de carácter fuerte e impulsiva. ¡Me gusta la claridad!

PRENSA DIGITAL FUNDELSUR interviene

En efecto el Dr. Félix Contreras, Director de RED FUNDELSUR y de PRENSA DIGITAL FUNDELSUR, a través de la página web siguiente: http://www.aproupel.org/index.php?option=com_contact&view=contact&id=1&Itemid=6 envía la siguiente petición, de asunto: Solicito la presencia del Profesor Romelio Antonio Belo Rodríguez

Cordial saludo.

Soy Director de RED FUNDELSUR en http://redfundelsur.blogspot.com

Ha llegado a mi correo un mensaje enviado por Gloria Virginia Salas, quien manifiesta en su escrito, que su padre que la abandonó desde 1959, cuando era una niña, se llama Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez y trabaja o es ex-profesor de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (APROUPEL).

Quiero ponerme en contacto con Romelio  Antonio  Belo  Rodríguez, para conocer su versión, pues como ciberperiodista y abogado titulado en Venezuela, a efecto de establecer la verdad de los hechos, y no malgastar el aparato jurisdiccional de la República Bolivariana de Venezuela, es mi deber ante todo tratar de conciliar tales circunstancias de lugar, tiempo y modo.

Quedo a la espera de sus buenas noticias, a fin de tener un soporte verídico, para publicar esta noticia en la red informativa del GRUPO NOTISAN en la red de Internet, y no actuar a la ligera sin haber hecho una verdadera investigación periodística.

Atentamente.,

Félix Helí Contreras Martínez
C.I. Nº V-12.029.185
INPREABOGADO Nº 104.467
Correo email: fundelsur@gmail.com
Blog Web principal de +90 blogsweb en serie:

Nota:
A la fecha de publicación de la presente nota, ni el administrador, ni el webmaster de la página web de APROUPEL asociación de Profesores de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (http://www.aproupel.org) no ha dado respuesta, menos el Profesor, Romelio Antonio Belo Rodríguez.

De todas maneras, vía web se le hará llegar al profesor Romelio Antonio Belo Rodríguez, el enlace a la presente publicación.





Share:
Publicar un comentario